Teletrabajo

En los último tiempos, con la entrada y los importantes avances de las TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación), el teletrabajo ha ido ganando adept@s a pasos agigantados. Esta forma de trabajo tiene grandes ventajas pero también hay riesgos y perjuicios que es importante conocer para, así, poder evitarlos.

Definición, ventajas e inconvenientes.

     El teletrabajo es una modalidad de empleo que está al alza y que se caracteriza, básicamente, por poder desempeñar las funciones del puesto de trabajo sin estar presencialmente en la oficina central. Esto se consigue gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación; utilizando ordenadores, teléfonos, Internet, correos electrónicos, soportes digitales, servidores con conexión a la red y un largo etcétera de elementos y herramientas.

     Esta forma de llevar a cabo el trabajo tiene grandes ventajas y alguna que otra cosa con la que debemos tener cuidado para no convertirlo en algo negativo.


Ventajas:

  • Mayor concentración y productividad.
  • Mayor comodidad y flexibilidad.
  • Favorece la movilidad.
  • Menos estrés y presión.
  • Menos desplazamientos, con todo lo que ello conlleva. 
  • Ahorro en costes (tanto para la empresa como para cada trabajador/a).
  • Mensaje de confianza hacia la persona que desempeña el trabajo.
  • Se difumina la jerarquía, realizando cada un@ su trabajo y atendiendo a la persona que le solicita o envía nuevas propuestas y tareas habitualmente.

Riesgos:

  • Mezclar trabajo con vida personal y no separar los tiempos dedicados a cada cosa.
  • Puede provocar sedentarismo.
  • Sentimiento de soledad y/o aislamiento.
  • Desconexión con las otras personas que forman el equipo de trabajo.
  • Descontrol o desorganización en los horarios.



Como empresa

     Es muy importante no perder el contacto con l@s trbajador@s y mantener las relaciones y los intereses activos.  Una buena idea es establecer días presenciales para reuniones e intercambio de opiniones; quizá semanales, quincenales o mensuales en función de cada empresa y cada puesto. 

     También es primordial no olvidarse del bienestar de las personas que trabajan con nosotr@s por lo que lo ideal es la conciliación entre la parte económica y la situación de bienestar laboral del personal. El equilibrio sigue siendo una buena elección aunque se incluya este método de trabajo. 


Es interesante y positivo:

  • Mantener una buena relación de interés hacia l@s trabajador@s. Saber cómo están, pedirle su opinión acerca de los procesos que se llevan a cabo, escuchar sus propuestas.
  • Aportar confianza a pesar de darse una situación con mayor distanciamiento físico.
  • Establecer bien los horarios y no pedir "excepciones" a la mínima.
  • Respetar la vida personal de l@s emplead@s.



Como trabajador/a

     Es importante buscar un espacio de trabajo en el que sentirse cómod@. Cada persona ha de buscar su manera, experimentar hasta que encuentre el modelo en el que se siente a gusto; quizá tener una habitación en el hogar destinada al trabajo, igual acercarse a un espacio tranquilo como puede ser una biblioteca; tal vez la preferencia es una cafetería cercana y de confianza; un espacio elegido y adaptado a las características del puesto.


Recomendamos:

  • Levantarse, movilizar, descansar. 
    • Mantener el hábito de levantarse cada cierto tiempo, estirar el cuerpo y hacer un descanso. 
  • Establecer un horario laboral con la empresa y ajustarse al mismo. 
    • No aprovechar que se está en casa para mezclar trabajo y ocio todo el tiempo ya que esto llevará a no disfrutar del tiempo libre ni conseguir concentración para desempeñar el trabajo.
    • Una buena idea puede ser realizar cambios de vestimenta para diferenciar los tiempos a lo largo del día, como si fueras presencialmente a la oficina.
  • No ceder a "excepciones" por el echo de tener a mano las herramientas de trabajo todo el día.
  • Evitar el sedentarismo. 
    • Fuera del horario laboral es importante mantenerse activ@ ya que se pasan muchas horas sentad@ y al no tener que ir y venir a un lugar concreto a diario puede caerse en la dejadez.
  • Interesarse por las personas del equipo de trabajo, Mantener las relaciones e interactuar. 
  • Acudir a las reuniones presenciales que se establezcan con ganas e iniciativa. Participar y aprovechar ese momentos de intercambio de ideas y opiniones.



¡Cuéntanos!

     Nos gustaría que nos contaras tu experiencia, tanto si hablas desde el punto de vista de contratante como si lo haces desde el punto de vista de la persona contratada. ¿Cómo te ha ayudado incorporar este método de trabajo a tu día a día? ¿Qué ventajas has notado como empresari@? ¿Qué es lo que más te cuesta controlar? ¿Qué te da miedo de implantar este método en tu empresa?



Recuerda la importancia del autoconocimiento y de la autogestión.


¡A volar!

0 0
Feed